UN POQUITO VIEJA CREO PERO QUIZAS NO LA VIERON!!!

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

UN POQUITO VIEJA CREO PERO QUIZAS NO LA VIERON!!!

Mensaje  daianaynatyx100pre el Vie Jun 27, 2008 2:36 pm

CON SIMPATIA Y DULZURA PASO POR BAHIA
Para Natalia Oreiro se vienen nuevos desafíos

La actriz y cantante uruguaya habló ante decenas de personas sobre su carrera, proyectos, el nuevo rol de empresaria y su identidad rioplatense. Derrochó simpleza y hasta devoró chocolates.




Habló de todo. A las 14.30 de ayer, en la planta alta alta del recientemente inaugurado local de CyA --en Brown y O'Higgins--, Natalia Oreiro irrumpió ovacionada por decenas de bahienses y 45 minutos de charla se sucedieron, entre aplausos, temas de los más diversos y chocolates compartidos con una de las charrúas más populares de la Argentina.
En su atuendo casual se destacaba una leyenda flúo --"sexy y peligrosa"-- escrita en inglés.
"¡Así somos las chicas CyA!", expresó esta treintañera de figura delgada y curvilínea, que llegó a nuestra ciudad contratada por la firma internacional para su campaña publicitaria.
"Para mí es un honor representar a una marca tan prestigiosa, que tiene más de mil comercios en todo el mundo. Cuando me convocaron para formar parte de la campaña de este año me puse súper contenta. La moda, la estética y los colores están muy ligados a mi vida", abrió la protagonista, quien realizó las fotos de la última campaña otoño-invierno en París, y la más reciente, para primavera y verano, en Palma de Mallorca.
"Comencé mi carrera en publicidad y nunca había realizado una campaña de esta envergadura", se asombró Natalia, propietaria de un local y marca propia --Las Oreiro, en el Soho de Palermo--, presentados en sociedad el viernes de la semana anterior.
"Mi local es muy chiquitito --aclaró, consultada por su doble condición de empresaria y modelo para distintas propuestas--. Cuando la gente de CyA me llamó acepté encantada, pero les planteé que con mi hermana (Adriana) teníamos este proyecto y me respondieron que tendría mayor credibilidad mi rol si yo estaba vinculada a la moda y las tendencias desde un ángulo diferente al de la simple imagen de modelo. Pero no es sólo porque tengo este local, sino porque muchos de los diseños de la ropa de mis personajes en telenovelas los hice yo".
-- ¿Tu nuevo rol de empresaria tiene que ver con alguna búsqueda puntual? Porque sos, en apariencia, la chica que lo tiene todo.
-- ¡Espero que no! Lo más interesante que tiene mi vida son los nuevos desafíos. Como empresaria soy pésima y lo más productivo hubiera sido tener un socio capitalista y yo poner la imagen. La realidad es que junto con mi hermana estudiamos corte y confección cuando teníamos 12 y 16 años y en ese momento dijimos que seríamos diseñadoras de moda. Después la vida me llevó por lo que todos conocen; ella se recibió de diseñadora en Méjico, y entonces le propuse concretar este sueño. Fue también una manera de volver a acercarme a mi familia. Todo, desde un botón, un estampado, hasta la decoración del lugar, tuvo que ver con el sueño de dos hermanas.
"Respecto de lo demás, tengo una vida muy feliz y estoy muy agradecida, pero no siento que tenga un techo en mi búsqueda porque siempre encuentro algo nuevo para hacer".


Un repaso placentero

-- ¿Cuál es tu personaje preferido de todos los que viniste haciendo desde "90-60-90"?
-- ¡Guau! ¿Te acordás? ¡Tenía la cara así de redonda! (risas). Porque es el que recuerdo más reciente y que con más cariño y admiración mantengo, y porque me permitió desplegar todos mis conocimientos como actriz, creo que fue el Esperanza Muñoz, "la Monita" de Sos mi vida . Pasaba por la comedia, el drama, boxeaba, hacía trapecio, bailaba tango, hacía striptease. Tenía muchísimas aristas y era la primera vez que me pasaba.
"Claro que tampoco me puedo olvidar de `la Cholito' de Muñeca brava , una novela que ya va por la tercera repetición en Rusia y en la Polinesia francesa o de 90-60-90 que me dio mi primer co-protagónico importante".
-- En algún momento te compararon con Thalía y se dijo que te molestó, ¿qué hubo de cierto?
-- Tantos años hace de eso... ¡Al contrario! Ella era una artista hiperreconocida y a mí no me conocía nadie. El hecho de que se me vinculara con alguien de tanta trayectoria a mí me beneficiaba.
"Los años han pasado, cada una ha tenido su carrera (ella sigue siendo más importante que yo), pero siempre me elogió esa comparación".


Entre las orillas

-- ¿Qué significan Uruguay y Argentina?
-- Cuando voy por el mundo a cantar me presentan como argentina y yo me siento argentina, aunque sea uruguaya y ame mi país. Lo más importante es no olvidarse de las raíces para poder ver el futuro con una buena perspectiva. Tiene que ver con los valores y la infancia de uno. Pero en este país me enamoré y aquí me quiero morir. Yo me siento de los dos lados y es la Argentina la que me ha dado la posibilidad de desarrollarme como artista.
-- ¿El producto "Natalia Oreiro" es tan importante en aquel como en este país?
-- No sé. No tengo dimensión clara de lo que le pasa a la gente conmigo. Me doy cuenta cuando voy a un lugar público, me esperan y me piden autógrafos.
"En Uruguay la gente me quiere mucho, sé que están contentos, participo en eventos solidarios... No sé si soy más o menos o igual. Para mí es casi lo mismo porque en Uruguay se ve la televisión argentina, aunque tal vez no haya tanto consumo, pero porque somos menos".
-- ¿Vas a comprar el pan?
-- ¡Les asombraría saber las cosas que hago! Lo mismo que cualquier chica. Voy a ver a mis amigos, salgo a andar en bicicleta, voy al supermercado, me encantan los mercados de pulgas...
-- Y comprás y vendés chocolates...
-- ¡Mucho! ¡Tengo una adicción terrible por el chocolate! Y vendemos chocolates en Las Oreiro, sí.
"La gente nos preguntaba cómo asociábamos un alimento calórico con un emprendimiento de vestimenta, donde las mujeres se matan por entrar en un vestido. Nosotras apuntamos a un público que quiere disfrutar de los placeres de la vida. Estamos en contra de los cánones de belleza que muestran que la felicidad pasa por un cuerpo extremadamente delgado y que le distorsionan la realidad ante la mirada de chicas y chicos que todavía no se han terminado de desarrollar. Me gustan las mujeres de los años '50, con curvas y cintura marcadas.
"No hay nada más lindo en la vida que disfrutar y aceptarse como uno es. En definitiva, los demás nos verán como nos sintamos. Mirtha (Legrand) suele decir algo así como que si no te querés te maltratan".


Una hacedora

-- ¿Contestás a las críticas?
-- No. Estoy segura de lo que soy. Conozco mis falencias y mis virtudes y trabajo para mejorar. La vida está para los que hacen y en el hacer uno puede cometer muchos errores. Lo interesante es seguir el propio camino y hacer.
-- ¿Y qué está haciendo Natalia actriz?
-- Para el común de la gente parece que si uno no está en televisión, murió. Y hay tantas cosas para hacer...
"Cuando hago un personaje de televisión le pongo tanto que me tomo cuatro meses previos para componerlo. Después, trabajamos tantas horas que siento que si pego dos personajes seguidos me puedo repetir. Prefiero intercalar, actuar para películas independientes, como fue el caso de Las vidas posibles , de Sandra Gugliotta, que se estrenará en febrero próximo, o en una de Gustavo Postiglione, donde hice un pequeño papel. Trato de elegir papeles diferentes, con caracteres diferentes, para después volver a la comedia, donde más cómoda me siento.
"Pero si hago lo mismo todo el tiempo, se vuelve sistemático y el público se da cuenta. Trato, además, de proponer algunos personajes".
-- ¿Cómo te verías en teatro?
-- Es una asignatura pendiente. Hice teatro al principio de mi carrera y de forma comercial Las mariposas son libres . Y me encantó. Después intercambiaba mi trabajo en televisión con alguna película, y mi contacto con el público lo tuve a través de la música. Me ofrecieron comedias musicales pero preferí seguir haciendo mis shows. Me gustaría encontrar alguna obra de texto.
"Supongo que también me da un poco de miedo y que todavía tengo mucho para aprender".
-- ¿Vas a volver a grabar?
-- Estoy en la preproducción de mi cuarto álbum, sí. Natalia Oreiro fue el primero, en el '98; Tu veneno, en 2001; en 2003, Turmalina; y este cuarto, que aún no tiene nombre.
"Es un disco muy personal; estoy componiendo algunas de las canciones, grabándolas en mi casa y siento que tengo que dedicarle el tiempo que ese álbum se merece. Si Dios quiere, a principios de 2008 ya va a estar listo. Estoy muy ansiosa y con mucha responsabilidad porque la producción también es mía".
-- ¿Participa Ricardo Mollo en ese trabajo?
-- Sí, él también.
-- ¿Cómo tomás sus observaciones?
-- Con él compartimos todo. En lo musical tiene una experiencia enorme que yo trato de absorber y es muy generoso al acompañarme. Yo tengo más experiencia en la actuación y la música se sumó. Pero cuando hago un personaje también le pido opinión, aunque él me diga que no entiende; o cuando hago diseño de ropa. Me interesa porque sé que opina desde el corazón y es una persona muy criteriosa.

daianaynatyx100pre

Cantidad de envíos : 63
Fecha de inscripción : 09/04/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.